Quiero enamorarte

Hoy te escribo desde el silencio. El silencio del que contempla y descubre lo bello de cada detalle. Aprecio cada momento, aunque no siempre en el justo tiempo. Por suerte, se me concedió la dicha de la fe, de seguir creyendo, de sacar de lo malo lo bueno. Aunque como te digo, muchas veces, a destiempo.

Hoy pienso en ti. En las ganas que tengo de una vez por todas de que nos miremos a los ojos. De que mis brazos te arropen y desgastarnos a detalles que nadie más conozca. Tengo ganas de ese primer momento, en el que, quizá, se toquen nuestros dedos. Quiero que nos presenten. Y que, lo sepamos o no, nuestros corazones pacten un acuerdo para no dejar ya nunca de verse. Quiero pensar en ti todas esas primeras noches, en las que dormir ya no importe, porque para soñar solo necesitaré verte.

Quiero abrazarte en los abrazos. Contar las estrellas e historias de quien un día se fijó en ellas. Detener los relojes y saltarnos el tiempo. Que no nos sobren nunca los minutos y que nos baste con tenernos. Quiero que cada día me enamore de tus ojos infinitos, cargados del transparente cielo, al que rece para nunca jamás perderte. Darle la vuelta al amor. Y acabar en Roma. Y ahí, redescubrir, que no es cuestión de dónde estemos sino a quien tenemos.

Quiero ir y volver. Y recorrer tu cara. Primero con la mirada. Luego con mi alma. Comprendernos en las palabras y que no nos incomoden nuestros silencios. Robar canciones y bailes cada madrugada. Aprendernos las calles de Madrid y que el tiempo borre con su lluvia el dolor que una vez pudimos sentir. Quiero cerrar los ojos y que tú siempre estés ahí.

Quiero comprar esa casa, de la que llevamos hablando los últimos meses. Que tú elijas los muebles y que yo los monte. Inaugurar con sesiones de cine nuestro salón. Y jugar a enamorarnos cada noche en lo más íntimo de nuestro corazón. Rimar tus manos con las mías y disfrutar del agua de los días de lluvia. Que te lleve a cenar y que tú me lleves conmigo.

Ser, por fin, lo que siempre fuimos. Una chica tímida y atrevida; un chico valiente y asustado. Dos almas enamoradas, que se empezaron a amar aun estando separadas. Que se conocían sin conocerse. Que ya, nada las separa.

Un chico de Madrid

Un comentario en “Quiero enamorarte

Deja un comentario